viernes

Atada

Sentirnos atados a un pensamiento,
a un recuerdo,
a una figura,
a un sentir,
a un deseo,
a un perfume... a su piel.


Me sentí atada por mucho tiempo,
horas interminables de sueños rotos
que desaparecían al romper el alba,
la cama vacía renegaba su ausencia
mientras el desayuno mitigaba la angustia.

Hoy me pierdo en la mirada de unos ojos cafés
unos labios que no hacen más que repetir mi nombre,
como si el mañana nos perteneciera
y solo lo bueno nos esperara.

Sentirnos atados a un pensamiento,
a la idea de retener el presente amarrando el futuro
que una vez se coló por los calados de un corazón agujereado y estremecido,
cuanta tontería... sentirnos atados,
a un recuerdo,
una figura,
un deseo
a ese perfume de su piel...

Lo cierto es que me dejaría llevar si me lo pidieras...
atada a ti.

2 comentarios:

Alice dijo...

Tierno.
Yo tambíen estoy atada.s

Paco dijo...

A mi me gusta vivir desatado...
bueno, en realidad no hay cuerda tan grande! (si las hay, pero yo mantengo q no existen) jajaja
un beso enorme, chica atada!